Calidad de vida: Salud, Medio Ambiente y Seguridad Vial

Esta línea persigue que nuestros jóvenes disfruten de una calidad de vida, por eso en ella se contemplan las acciones que promueven hábitos de vida saludable, que incluye el consumo responsable; a ello, en una sociedad civilizada moderna, se deben de unir inexcusablemente, el respeto por el Medio Ambiente y el comportamiento cívico, con especial mención en los jóvenes del respeto a la seguridad ciudadana y vial.

En el ámbito de los hábitos saludables, la prevención de la drogadicción y del alcohol son una primera necesidad y su presencia debe de ser constante en el plan Integral de Juventud; junto a ello, la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, las vacunaciones, los trastornos de la nutrición y la educación como consumidores, conforman una oferta muy completa para nuestro jóvenes en el ámbito de la protección y promoción de su salud.

La protección del medio ambiente, como forma de proteger la tierra y al ser humano, debe ser también cada día más, una constante en la formación de nuestros jóvenes, para lograr su mayor concienciación y activismo formado en esta materia, que es imprescindible para las futuras generaciones de adultos. Las acciones observan fundamentalmente el conocimiento del entorno y el activismo en su protección.

Finalmente, esta línea estratégica propugna como necesario el Plan de Movilidad Sostenible, dando alternativas al uso del vehículo, con un cada vez mayor uso de la bicicleta como medio transporte saludable, mejoras en el Servicio de Transporte Público y protegiendo al peatón.

Las actuaciones de la Línea Estratégica 4: Mejora tu calidad de vida se fundamentan en las aportaciones efectuadas por las entidades juveniles en sus propuestas, en los compromisos de los diferentes departamentos de la administración, y sobre todo la propia opinión de los jóvenes en el estudio realizado por la Ciudad Autónoma de Melilla.

Las medidas de esta línea estratégica se justifica en que el 55,73% los jóvenes encuestados participarían bastante o mucho en actividades físicas saludables (y deportivas).

En este mismo sentido, los jóvenes encuestados señalan con un grado de importancia por encima de 8 (Teniendo en cuenta que: 0 no tiene ninguna importancia a 10, es muy importante) en materia de concienciación ambiental alcanza el 54,78%. Si bien, en otro aspecto fundamental en esta línea estratégica, como es el tema de la droga es sorprendente que un 24,65% de los jóvenes encuestados le otorgan un “0”, es decir no le dan ninguna importancia a este problema, por lo que se debe incidir en este aspectos dentro del Plan.

Objetivo 4.1. Hábitos de vida saludable.

Objetivo 4.2. Consumo responsable.

Objetivo 4.3. Respeto por el Medio Ambiente.

Objetivo 4.4. Movilidad Sostenible y Seguridad Vial.