Carta de presentación

Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 5 in counter_block_view() (line 275 of /var/www/vhosts/juventudmelilla.es/httpdocs/sites/all/modules/counter/counter.module).

La carta de presentación es la mejor forma que tienes de presentarte a una empresa  además del currículum, pero a diferencia de  éste, en ella puedes aportar un toque mucho más personal a tu candidatura a un puesto de trabajo.

La carta de presentación acompaña, por norma general, al currículum y en ella se detallan de forma más específica las habilidades que tienes, tus conocimientos, tu motivación para solicitar el empleo y las razones que hacen de que tú seas el candidato ideal para un puesto de trabajo concreto.

Saber cómo redactar una buena carta de presentación o de motivación y en qué partes debe de estar estructurada es vital para causar buena impresión en los profesionales de recursos humanos que se encargan de realizar los procesos de selección en la mayoría de las empresas. Las posibilidades de que te llamen para una entrevista de trabajoaumentan cuanto mejor sea tu carta de presentación y mejor la hayas adaptado a las características de la empresa y del puesto.

Estructura de la carta de presentación:

    • Datos personales: Debes empezar con tus datos personales, es decir, tu nombre completo (incluyendo apellidos) y el contacto (teléfono, dirección y correo electrónico).
    • Saludo: La carta de presentación debe ir dirigida a una persona en concreto. Es mucho mejor intentar investigar quién es la persona encargada del proceso de selección o dirige el departamento de Recursos Humanos. Si no te es posible averiguarlo, es mucho mejor poner “al director/a de recursos humanos” que  “Estimado/a señor/a” o “a quien pueda interesar”.
    • Presentación del candidato: En esta parte es la primera vez que te vas a presentar directamente y vas empezar a “venderte”. Tienes que intentar llamar la atención de quien la vaya a leer. Explica el objetivo de la carta: las razones por las que te interesa el puesto, el sector y la compañía en particular. Para ello debes averiguar lo máximo posible sobre la empresa o organización e intenta destacar lo que de ellos te haya llamado más la atención (premios, innovación, políticas de recursos humanos). Si es una carta de presentación para una autocandidatura, demuestra tu verdadero interés en la  compañía. Si estás respondiendo a un anuncio en alguna web o portal de empleo, éste es el lugar para mencionarlo.  Intenta ser lo más original posible.
    • Cuerpo: Es la parte más extensa y en la que tienes verdaderamente la oportunidad de destacar aquello que hace que seas la mejor opción para la empresa.  Aquí puedes ampliar tus logros, tus conocimientos, tu experiencia, habilidades y capacidades que podrás aplicar al puesto de trabajo. No intentes incluir todos tus logros ni formación ya que esa información está en el currículum. Debes aprovechar esta parte para dejar claro a quien lo lea que eres capaz de hacer el trabajo y que tus capacidades se adaptan a lo que están buscando. Si no es así, demuestra tu adaptabilidad, tus ganas, tu iniciativa. Destaca aquello que sea una fortaleza.  Al fin y al cabo la carta de presentación es para eso, para “venderte” y diferenciarte del resto de candidatos.
    • Cierre o despedida: Para finalizar la carta de presentación lo mejor que puedes hacer es es diferenciarte y mostrarte disponible. Intenta evitar los tópicos tipo “espero su llamada” o “quedo a su disposición para lo que consideren oportuno”. No tengas miedo a pedir una entrevista o reunión. Puedes acabar con algún cumplido, pero que no dé la impresión de que estás haciendo la pelota. Si te has presentado de forma creativa, despídete de la misma manera. Ten en cuenta que quieres que te recuerden.

Cómo hacer una carta de presentación.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de escribir una carta de presentación para una oferta de trabajo o una autocandidatura es la empresa a la que va dirigida y preguntarte ¿qué puedo ofrecer yo? ¿Qué hace que yo sea un candidato adecuado?

Analiza la oferta y trata de imaginar cómo crees que va a ser la persona que va a leer tu carta. Analiza la oferta de empleo si respondes a un anuncio o la empresa si es una autocandidatura y adapta, sobre todo adapta, tu carta de presentación a cada oferta. Puedes empezar  escribiendo un borrador e ir modificando aquellas partes que no sean esenciales o cuya finalidad no quede del todo demostrada. Recuerda, el espacio es limitado y sólo tienes una oportunidad para causar buena impresión.

A continuación encontrarás la respuesta a las dudas más frecuentes sobre la carta de presentación y  una serie de consejos que te ayudarán a la hora de redactarla.

    • La extensión de la carta de presentación

Por regla general las cartas de presentación ocupan una cara de un folio. No más. Es importante espaciar claramente las diferentes partes en las que está dividida, ya que facilita la lectura a la persona encargada de realizar la selección y causa una mejor impresión ya que da sensación de organización y limpieza.

Resumiendo, la carta de presentación debe de ser breve y estar organizada.

    • Estructura de la carta de presentación

Para pode conseguir dar esa sensación de organización y limpieza, es muy recomendable que conozcas las partes de la carta de presentación y qué debes poner en cada una de ellas. Seguir el formato general de las cartas de presentación te ayudará a a centrar el contenido y estructurarlo..

En una carta de presentación bien redactada se puede identificar la información más importante a simple vista.

    • ¿Qué destacar en la carta de presentación?

Para saber qué debes poner en tu carta de presentación lo mejor que puedes hacer es ponerte en el lugar del seleccionador. La carta debe responder a las expectativas de la persona encargada de realizar la selección y que además, es muy probable que contribuya a la decisión de si un candidato pasa el primer filtro o no.

Intenta no escribir ni enumerar cualidades personales o profesionales sin interés para la oferta sólo porque pienses que quedan bien. Por ejemplo, es un gran logro a nivel personal saber tocar un instrumento, pero si no tiene nada que ver con la oferta de trabajo, no hace falta que lo pongas. Sin embargo, es algo que podrás utilizar en la entrevista y sacar de ese hecho un argumento para demostrar tus habilidades y competencias.  Si por ejemplo se trata de una carta de presentación para una beca, puedes destacar tus mayores logros académicos y también alguno profesional.

Fuente: http://work.joblers.net/carta-de-presentacion/

http://www.modelocurriculum.net/la-carta-de-presentacion.html